Logo

Visitantes

Total: 1.436.038

Ahora: 1

Hoy: 93

Ayer: 321


2715 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1647 midis y 1650 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Monchy y Alexandra - Hoja en blanco" en tu PC, usa las propiedades del reproductor de audio situado a la izquierda.

Monchy y Alexandra - Hoja en blanco


Fue imposible sacar tu recuerdo de mi mente,
fue imposible olvidar que algún día yo te quise.

Tanto tiempo pasó desde el día que te fuiste,
ahí yo supe que las despedidas son muy tristes.

Nunca me imaginé que un tren se llevara en su viaje
aquellas ilusiones que de niños nos juramos,
todos tus sentimientos los guardaste en tu equipaje,
quisiste consolarme y me dijiste «yo te amo».

Desde entonces no supe qué sería de tu vida,
desde entonces no supe si algún día regresabas,
los amigos del pueblo preguntaron si volvías,
llorando di la espalda, no les pude decir nada.

Ayer que regresé a mi pueblo
alguien me dijo que ya te casaste,
mírame y dime si ya me olvidaste,
me marcharé con los ojos aguados.

Después le pregunté a la luna,
me dio la espalda e intentó ocultarse,
hasta la luna sabe que me amaste,
hasta la luna sabe que aún me amas.

Y vuela, vuela, por otro rumbo,
ve y sueña, sueña, que el mundo es tuyo.

Tú ya no puedes volar conmigo,
aunque mis sueños se irán contigo.

Tú ya no puedes volar conmigo,
aunque mis sueños se irán contigo.

Es tan triste tener que decirte que me olvides,
otro amor ha llegado a mi vida y no te quiero.

Es muy tarde no puedo negarte que me muero,
pero no callarán mis palabras pa’ decirte
que soñaré contigo siempre que cierre mis ojos,
que entonaré por ti mis cantos tristes noche a noche,
que llorare sin ti cuando recuerde que estoy solo,
y al recordar que duermes en los brazos de otro hombre.

Me pregunto si aún reflejas algo de mi vida,
si en tu memoria vive aquel amor de tantos años,
aquel hombre que siempre te ha querido desde niña,
que llora porque el amor de su vida se ha casado.

Es triste ver que un tren se aleja,
y en él se va lo mejor de tu vida,
dime el motivo de tu despedida,
¿por qué te fuiste dejando mil penas?

Un día recibí tu carta,
quise leerla y era una hoja en blanco,
pues de tu vida nunca supe nada,
cómo preguntas que si aún te amo.

Y vuela, vuela, por otro rumbo,
ve y sueña, sueña, que el mundo es tuyo.

Tú ya no puedes volar conmigo,
aunque mis sueños se irán contigo.

Y vuela, vuela, por otro rumbo,
ve y sueña, sueña, que el mundo es tuyo.

Tú ya no puedes volar conmigo,
aunque mis sueños se irán contigo.

Y vuela, vuela, por otro rumbo...