Logo

Visitantes

Total: 1.338.965

Ahora: 2

Hoy: 406

Ayer: 255


2701 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1633 midis y 1636 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Bruce Springsteen - The river" en tu PC, usa las propiedades del reproductor de audio situado a la izquierda.

Bruce Springsteen - The river


I come from down in the valley
where, mister, when you're young
they bring you up to do
like your daddy done.
Me and Mary we met in high school,
when she was just seventeen,
we'd ride out of this valley
down to where the fields were green.

We'd go down to the river
and into the river we'd dive,
oh, down to the river we'd ride.

Then I got Mary pregnant,
and man, that was all she wrote.
And for my nineteenth birthday
I got a union card and a wedding coat.
We went down to the courthouse
and the judge put it all to rest.
No wedding day smiles, no walk down the aisle,
no flowers, no wedding dress.

That night we went down to the river
and into the river we'd dive,
oh, down to the river we'd ride.

I got a job working construction
for the Johnstown Company,
but lately there ain't been much work
on account of the economy.
Now all them things that seemed so important,
well, mister, they vanished right into the air.
Now I just act like I don't remember,
and Mary acts like she don't care.

But I remember us riding
in my brother's car,
her body tan and wet down at the reservoir.
At night on them banks
I'd lie awake,
and pull her close just to feel
each breath she'd take.

Now those memories come back to haunt me,
they haunt me like a curse.
Is a dream, a lie, if it don't come true,
or is it something worse?

That sends me down to the river,
though I know the river is dry,
that sends me down to the river tonight.
Down to the river,
my baby and I,
oh, down to the river we ride.


Vengo del valle abajo
donde, señor, cuando eres joven
te educan para hacer
lo mismo que hizo tu papá.
Mary y yo nos conocimos en el instituto,
cuando ella tenía solo diecisiete años,
salíamos de este valle
hasta donde los campos eran verdes.

Bajábamos al río
y en el río nos zambullíamos,
oh, hasta el río bajábamos.

Entonces embaracé a Mary,
y hombre, eso fue todo lo que ella escribió.
Y por mi decimonoveno cumpleaños
recibí una tarjeta sindical y un abrigo para la boda.
Bajamos al juzgado
y el juez puso el resto.
Sin sonrisas de boda, sin paseo por el pasillo,
sin flores, sin vestido de novia.

Esa noche bajamos al río
y en el río nos zambullimos,
oh, hasta el río bajamos.

Conseguí un trabajo en la construcción
en la compañía Johnstown,
pero últimamente no ha habido mucho trabajo
a causa de la economía.
Ahora todas las cosas que parecían importantes,
bueno, señor, se desvanecieron en el aire.
Ahora actúo como si no recordara,
y Mary actúa como si no le importara.

Pero nos recuerdo viajando
en el auto de mi hermano,
su cuerpo bronceado y mojado en el embalse.
Por la noche en las orillas
me quedaba despierto,
y la acercaba solo para sentir
cada respiración que tomaba.

Ahora esos recuerdos vuelven para atormentarme,
me persiguen como una maldición.
¿Es un sueño, una mentira, si no se hace realidad,
o es algo peor?

Que me envía al río,
aunque sé que el río está seco,
que me envía al río esta noche.
Bajando al río,
mi chica y yo,
oh, bajando al río vamos.