Logo

Visitantes

Total: 1.284.775

Ahora: 2

Hoy: 12

Ayer: 33


2699 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1631 midis y 1631 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Caribbean_blue-Enya" en tu PC, usa las propiedades del reproductor de audio situado a la izquierda.

El amor no muere, se deja morir


De pronto se nos aparece el fantasma de los días infelices... de esos días en que pareciera que el sol hiere por su alegria y brillo, cuando nuestro corazón navega en la zozobra, la duda y sin rumbo.

Días en que te das cuenta que no importa cuánto haya sido la inversión de amor que hayas hecho, que no importa cuánto te has dado al otro, cuántas veces le dijiste 'te quiero'... ¡el amor en sí mismo no vale nada si no tienes a tu lado una persona que lo sustente!

Cuántas veces nos encontramos preguntándonos por qué no cerrar los ojos de una buena vez y mirar otros paisajes que nos propone la vida, por qué no atarnos de pies y manos para no correr al encuentro de quien nos hiere, quien nos lastima con su indiferencia...

¿Por qué entramos siempre en la insana espiral del orgullo, del silencio, de la incomunicación, de hacer sentir deliberadamente al otro que no nos importa, cuando en nuestro interior se rompe el corazón en llanto y provocamos miles de dudas, esperando hacerle sufrir, cosa que sin duda logramos?

¿Cuántos grandes amores se han quedado vacíos en la vida por no aguantarse el orgullo?

¿Cuántas esperanzas truncadas en un abismo de silencios y dudas?

¿Cuántas lágrimas se hubiesen ahorrado si uno de los dos se hubiese atrevido a atravesar los puentes del orgullo para pedir perdón, para decir 'te quiero', y salir de el abismo de la inflexibilidad?

¿Cuántos, cuántos amores seguirán muriendo por el orgullo y la cabezonería nuestra?

¿Cuántos seguirán o seguiremos llorando en silencio y en privado, pero aceptando en público que no nos ha importado quedarnos solos, que nos nos duele, que lo tenemos superado, cuántos nos mentiremos a nosotros mismos?

¡Hey! Te he llamado mil veces, a ti, sé que estás ahí y no respondes... Sé que me extrañas, pero estás empecinado en mantenerte 'invicto'...

Te aclaro una cosa: esto no es una guerra, ¡esto es amor!

Al amor nadie puede matarlo... Al amor le comienzan a pasar cosas cuando comienza a sobrepasarlo el orgullo... Al amor nadie lo mata... El amor se muere solo... Se muere voluntariamente cuando no puede contra el orgullo, y la sinrazón puede más que la razón que marca el corazón. Se muere solo, y con él... un pedazo de nuestra vida.